Tienda

El Fascinum, amuleto contra «el mal de ojo».

39.00 

FASCINUM.  Amuleto usado por los romanos como propiciador de la fertilidad en la naturaleza y las mujeres y como protección para las salud de sus hijos y contra «el mal de ojo».

Descripción

 

El <<Fascinum>>. Un amuleto contra el “mal de ojo”.

El <<Fascinum>> era la representación de un falo o miembro viril. Este amuleto en el mundo romano aparecía en multitud de objetos: colgantes, anillos, lucernas, exvotos, entradas de viviendas particulares, santuarios, murallas, templos, puentes, edificios públicos etc.. lugares como se ve a la vista de todos, si bien debemos decir que en Roma estas imágenes del <<Fascinum>> no tenían la mayor parte de la veces connotaciones relacionadas con el sexo o el erotismo.

Los romanos daban culto al falo e incluso tenían un dios “Fascinus” que era su personificación. Las Vírgenes Vestales eran las encargadas de atender este culto y guardaban en su templo el “Fascinum o falo sagrado” uno de los objetos junto con el Palladium y el fuego de Vesta, que eran símbolos de la seguridad y pervivencia eterna de Roma.

A parte de Fascinus hay en Roma varios dioses que aparecen ligados a este tipo de culto y se les representa con un falo erecto. El dios principal es Príapo, hijo de Dioniso, incluso a veces el propio Dioniso, habitual también es Mercurio, cuyos bustos se colocaban en la entrada de las casas o en los cruces de caminos en un pilar con la cabeza del dios y debajo un falo o los genitales e igualmente Silvano, Fauno o Pan.

Cabe destacar dentro de los dioses romanos relacionados con el culto al falo a Mutunus Tutunus, dios fálico del matrimonio del que apenas quedan representaciones con forma humana y si únicamente como un falo. Las novias romanas en las ceremonias iniciales a la boda para prepararse para el coito teatralizaban sentarse a horcajadas sobre un falo de este dios para representar una ficticia pérdida de la virginidad ante Tutunus pidiéndole que fueran fecundas.

(Etiamne Tutunus, cuius inmanibus pudendis horrentique fascino uestras inequitare matronas et auspicabile ducitis » et optatis ? ¿Y existe también Tutunus, en cuyas descomunales partes pudendas y en su horrendo miembro queréis que cabalguen vuestras matronas y consideráis señal propicia? Arnobio, “Adversus nationes” VII, 4,7).

El culto al <<Fascinum>> tenía en Roma una doble vertiente:

  • Por un lado se pedía a los dioses que tenían relación con el Fascinus, la fertilidad para las cosechas, la germinación de los frutales y el cereal, que los animales crecieran sanos y a la vez que esa misma fecundidad fuera extensible para las mujeres y el dios favoreciera los embarazos y nacimientos de hijos.

  • Por otro lado usaban este amuleto para que les protegiera contra el “mal de ojo” (oculus malignus), sobre todo contra la envidia que era la causa principal de este mal y que aparece en la propia etimología latina de la palabra in-videre (in-contra, videre-ver), envidar, mirar a alguien con malos ojos, lanzar la mirada contra alguien, una prueba de esto son las palabras de Plinio donde dice que a los generales o emperadores que les concedían un desfile triunfal, debajo del carro al que iba subido en la ceremonia se colocaban varios <<Fascinum>> para proteger al triunfador de la envidia que podía atraer. También los padres a los bebes les colgaran de su cuna un <<Fascinum>> como protección para la salud del niño y luego en su infancia llevaban un <<Fascinum >> colgado del cuello para que no les sucediera nada malo (“Potest vel ab eo quod pueris turpicula res in collo quaedam suspenditur, ne quid obsit…; Puede venir de esto la costumbre de colgar en el cuello de los niños cierto objeto obsceno para que no le suceda nada malo. Varrón “De lingua latina” VII, 97) quizás porque los niños estaban más expuestos a los encantamientos y hechizos.

Resumiendo para los romanos el <<Fascinum>> tenía la función de proporcionarles fecundidad a la naturaleza y a sus mujeres, una función preventiva contra el “mal de ojo” y a la vez un talismán de buena suerte, estos tres significados tienen mucha más importancia en el mundo clásico que sus connotaciones eróticas.

 

 

Valoraciones (0)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El Fascinum, amuleto contra «el mal de ojo».”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies